ANPHEB está en esta campaña apoyando a la discapacidad organica

El Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica (DisOrganic) es una solución que consigue representar lo invisible al permitir, de una forma sencilla y clara, comprender que la discapacidad orgánica tiene su origen en una alteración producida en el interior del cuerpo humano.

Aporta una actitud activa y positiva mediante la introducción de elementos curvos y el uso de diagonales. Con ello, también se evidencia el objetivo final de esta iniciativa: la plena inclusión y participación activa de las personas con discapacidad orgánica. Las formas curvas y la ausencia de corpulencia hacen que este símbolo sea andrógino y represente cualquier género.

El símbolo está creado para que funcione, desde el punto de vista del diseño, en cualquier soporte. Para facilitar su reproducción y potenciar su visibilidad, cuenta con su propio manual de uso.

El símbolo es una obra de Dominio Público (compartida bajo una licencia CC-Zero) y puede ser utilizado libremente por parte de cualquier persona física o jurídica que se refiera a este tipo de discapacidad en todo tipo de publicaciones, materiales y soportes.

Personas con discapacidad orgánica y representantes de COCEMFE y di_mad explican la importancia de contar con un símbolo de la discapacidad orgánica.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *